En España se elabora aceite desde la época de los fenicios que fueron los que introdujeron el cultivo. Hoy nuestro país es el primer productor mundial. Sólo Jaén fabrica tanto como Italia. Cada vez se apuesta más por la calidad. Las veintisiete denominaciones de origen son un claro referente de ese elevado nivel que se ha conseguido en algunas almazaras.